Error de traducción en Spiderman Nº 54 de Panini

Es curioso cómo los traductores de Panini difieren de una página a otra en el número 54 de Straczynski de Spiderman (Amazang Spider-Man nº 523).

 

spiderman-523.jpg

En la página de la INTRO (en donde siempre te hacen una introducción de lo que ha pasado en los últimos números) aparece el título del capítulo, que en esta página se llama:

Consecuencias imprevistas

Después, en la primera página del cómic tiene el siguiente título:

Medidas extremas

En el original se titula: Extreme measures

Es obvia cuál es la buena traducción.

A la primera de cambio nos percatamos (si no estamos lentos) que las dos frases no son muy parecidas que digamos, pero después que las leemos por segunda vez, nos quedamos estupefactos:

1º Que “consecuencia” es el hecho que resulta o se sigue de otro. Ejemplo de buen uso: La mala traducción es consecuencia de una mala gestión.

2º Que “medida”, en la acepción que nos interesa (ya que tiene varios significados según en el contexto en que se utilice), es decisión o disposición adoptada para solucionar o prevenir un problema. Ejemplo de buen uso: La Editorial ha adoptado las medidas necesarias para evitar que se extienda las malas traducciones.

Todo esto me lleva a plantearme preguntas trascendentales y estúpidas:

a) ¿En dónde le han dado el título de traductor… al de Consecuencias imprevistas?

b) ¿La traducción la ha hecho con un “traductor informático”?

c) ¿Por qué Panini paga a dos traductores?

d) ¿En realidad no son dos traductores, sino uno, pero este único le dijo al de maquetación el título por TELÉFONO y el de maquetación lo entendió mal, como en un chiste de Gila?

e) ¿No hay ninguna persona encargada de repasar las páginas de los números antes de llevarlas a la imprenta?

Todo esto me parece de chiste. En realidad este error no tiene casi importancia, diríamos. Pero lo que sí me gustaría es cómo y por qué se produce este cambio de traducción, es simplemente curiosidad. ¿Qué mecanismos hay en Panini para que se ponga dos traducciones tan antitéticas?

El minino Fritz, mi alter ego Yorkshire josemaria@edlimitada.com

Published in: on septiembre 25, 2006 at 9:37 pm  Comments (14)  
Tags: , ,

Una balada por Bendis

En las arenas de Marte, donde la roca dulcísima arde y su pistilo de sangre, bajo un silencio de huesos, exhuma un rocío de olvido… Así comenzaría, como una letanía lánguida y descubro indefectiblemente cómo algo acaba para todos aquellos que les gustan las mismas cosas. He leído un cómic de Bendis y después sentía sólo la juventud del superhéroe y también que mi juventud moría en ese final convulsivo… ¡qué reclamo, qué garantía! “Quien no muera joven, se arrepentirá tarde o temprano”, sentencio no sin desgana. Y cuando termino este cómic, amanece el hastío y luego me provoca la necesidad de rezar, no por Bendis, sino por mi alma y todas las almas que mueren en las dunas nómadas de Marte.

Y es de momento, como brota una flor de una roca, así el subconsciente me habla en defensa de ¿Bendis?:

La crítica es un contrasentido: no hay que leer para comprender a los demás, sino para comprenderse a sí mismo.

Creer en Bendis nos dispensa de creer en cualquier otra cosa —lo cual supone una ventaja inestimable—. Siempre he envidiado a quienes creían en él, aunque creer en los finales de la obra de Bendis es como poder vislumbrar lo esencial y, seguidamente, permanecer tumbado todo el día, y gemir…

Yo, un pobre corderillo: podía imaginarlo todo, predecirlo todo, salvo hasta dónde puede uno hundirse… un final de cómic donde Bendis había aspirado a la santidad…

 

(Sentimientos y refutaciones después de leer la serie limitada de Secret War de Brian Michael Bendis)

El minino Fritz, mi alter ego Yorkshire josemaria@edlimitada.com

Published in: on septiembre 24, 2006 at 8:29 pm  Comments (11)  
Tags: ,

Conan La leyenda Nº 16 de Kurt Busiek, Cary Nord y Dave Stewart

portada.jpgConan La leyenda se está convirtiendo en un clásico viviente con tan solo 16 números editados por Planeta DeAgostini. Ahora mismo es la serie del cimmerio en la que guión y dibujo, color y ambiente, rigor y comprensión sobresalen a una.

El último número llegado a nuestras tiendas es el 16, El Horror de la Colina Uskuth, en el que Conan se queda a dormir en unas montañas inhóspitas y malignas (que las gentes del lugar no se atreven a pisar) después de haber sido timado por unas mujerzuelas.

Kurt Busiek hace un guión modélico configurando una historia con (prólogo) principio-nudo-desenlace (coda) totalmente pensado. El personaje de Conan presentado por el guionista es auténtico y visceral, instintivo (la reacción que tiene con un niño es impagable, lo nunca visto…); es un héroe más carnal y más humano, menos mito o tótem. La prosa de leyenda que utiliza Busiek es limpia, bella, precisa en los adjetivos, como tallada como un orfebre. Como crítica negativa podemos comentar que no hay momentos climáticos que tengan una carga emotiva o heroica de altura, sino que la historia transcurre en un encadenado de secuencias sobrias y convencionales.

El prólogo arranca con la caza del ciervo que el Príncipe, lánguido y abúlico en su reino, la imagina como una hazaña en igualdad de condiciones a un hecho heroico de Conan: la comparación es distanciadora y efectiva, acentúa el patetismo heroico del monarca. Visir y Príncipe dirimen una discusión sobre el bárbaro y a continuación el súbdito comienza el nuevo relato del héroe, inspirándose en el cuento oriental (recordemos Las Mil y una Noches). Entre los hallazgos de guión se encuentra ese cruce de caminos en donde se encuentra al niño cargando con leña que resume la existencia del héroe: el camino de la vida en pos del devenir y el azar en la voluntad de la Fortuna. Busiek nos muestra elementos de fantasía (magos y demonios) y de lo gótico ( el túmulo o tumba, huesos y conversación con un muerto) de una manera fácil y sencilla: aquí nada chirría.

El dibujante, Cary Nord, realiza un dibujo más acabado, que nos recuerda a los primeros números de la serie. Nada más verlo, su dibujo enamora: su puesta en escena es deslumbrante y dinámica, fresca y vivísima, con un trazo a la altura de los Buscema, Windsor Smith o Fazzetta. Los paisajes, escenarios y ropajes están tratados con somera exquisitez, con mimo, demostrando que no son dibujos improvisados y que el trabajo no está reñido con el talento. Una muestra de impresionismo y vivacidad en el trazo, lo podemos ver en la viñeta de la taberna con Conan, un tipo y meretrices: las risas, sonrisas y posturas naturales de las figuras están llenas de alma.

 

conan-taberna.jpg

El colorista Dave Stewart merece un monumento en esta serie. El trabajo ímprobo y de talento que está realizando a lo largo de estos 16 números es ejemplar: el sentido de la profundidad del color y la luz, la paleta de colores en cada momento climático, de escena, es natural, bella y narrativa. Diría que es un color conceptual: sin el color de Stewart no estaríamos hablando de un Conan a color, es decir, que a partir de esta colección el fan recordará también a Conan en color, no sólo en blanco y negro.

Atención al detalle del Visir en la última viñeta del cómic.

El minino Fritz, mi alter ego Yorkshire josemaria@edlimitada.com

Razones para leer Gantz… o no

Este post nace del señor critiquitas y su pregunta (en los comentarios a un post) si merece la pena hacerse con la serie de manga Gantz de Hiroya Oku.

 

comic

Gantz es un manga que no deja indiferente a nadie, ya sea para bien o para mal, donde los sentimientos y opiniones suelen encontrarse, desde las críticas más generosas y orgásmicas hasta los juicios de valor más destructivos y zafios.

¿Quién tiene razón? Señores, como ya sabemos, todo es cuestión de perspectivismo hablando en plan científico o pa gustos colores hablando en plan sencillo y directo.

Gantz es un manga de ciencia ficción de acción, tiros, hostias, vísceras, tetas y culo… pero también nos muestra una profunda reflexión sobre la deshunización de la persona y la maquinaria despiadada de los que tienen el poder (ya sean gobiernos o extraterrestres) hacia sus pueblos. También transmite la inanidad de la vida humana y la unión o estrecha relación entre el Eros y el Thanatos, es decir, el sexo y la muerte como principio, medio y finalidad de la existencia humana. Aquí viene como anillo al dedo la frase de Goya, “el sueño de la razón produce monstruos”.

La premisa de la serie es enigmática y desasosegante:

Kei, un joven estudiante, muere junto con un antiguo amigo, Katô, al intentar salvar a un vagabundo de ser atropellado por el metro. A continuación, aparecen en una habitación desnuda junto con otras personas y una esfera negra. Pero, ¿no estaban muertos?, se preguntarán…

A partir de aquí se suceden los acontecimientos y los enigmas de qué es lo que está pasando en realidad.

Razones para SÍ leerlo:

— Dibujo fantástico y narración vertiginosa.

— Argumento hipnótico.

— Pura adrenalina.

— Casquerías y guarrerías.

— Tiros, más tiros… y cuando te crees que paran, vuelven a dar tiros.

— Es una historia de ciencia ficción.

— Uniformes ceñidos y pistolones de todos los tamaños y formas.

— Hay amor y sexo con clase… y sin clase.

— Hay tías buenorras que te estriñes.

— Hay tetas, tetas abundosas y generosas.

— Hay nalgas que se te caen las babas.

— Si eres un tío lo vas a flipar.

Razones para NO leerlo:

— Narración oriental, al revés de la de nosotros.

— Serie abierta.

— Argumento rebuscado, porque es de ciencia ficción: no me lo creo.

— Me pone nervioso tanta acción y mola más una historia de amor de las de antes.

— Se le puede levantar el estómago a más de uno.

— Excesiva violencia: ¿gratuita? Por supuesto.

— El amor es poco y el sexo es obsceno… y además mancha.

Demasiadas tetas sin sentido que denotan que el autor tiene una mente rarita, ¿enfermiza?

— Si eres una tía y te gusta, deberías preguntarte por tu sexualidad.

Critiquitas, espero que te haya aclarado tus dudas un poco… o no.
El minino Fritz, mi alter egoYorkshire josemaria@edlimitada.com
PD: Si todavía estás dudoso, Critiquitas, a continuación te pongo poderosas razones para decidirte…

gantz-tetas-06.jpg

gantz-tetas-07.jpg

 

 

 

gantz-tetas-05.jpg

gantz-tetas-04.jpg

gantz-tetas-03.jpg

gantz-tetas-02.jpg

gantz-tetas-01.jpg

Published in: on septiembre 23, 2006 at 3:26 pm  Comments (14)  
Tags: ,

Los Nuevos Vengadores nº 9, B. M. Bendis y S. McNiven, Panini 2006

De nuevo tenemos aquí a un Bendis desatado pero… con rollo psicológico, más bien profundizando en la psique de los superhéroes y, por ende, en la de nosotros.

vengadores_9_portada.jpg

Continúa con la saga del Vigía y sus consecuencias. Supongo que consecuencias tiene que haber, porque si no, no me lo explico. Algún teorema de pi o algo profundísimo en el universo Marvel nos quiere meter Bendis para montar en varios números (¿3? ¿4?), en plan efectista y denso, la vía o guía del conocimiento del friki para descubrir la idea del ser superior ( ¿o acaso divino?) en el mundo real. Ecce Homo versus ecce Vigía.

En este número no falta la introducción de una conversación de los Illuminati muy caro al fan con un Mr. Fantástico muy lento de ¡¡neuronas!! y con un Tony Stark muy ¿centrado? y… “sobrio” en sus explicaciones (si tenéis el tebeo a mano, observar la postura hierática o de molde que tiene Mr. Extraño).

El número tiene su sustancia, en eso no tenemos que reprocharle nada al ínclito guionista, pero también tiene guiños a las pelis de serie B o Z por parte del dibujante, Steve McNiven:

 

vengadores_9_01.jpg

¿Qué hace Spiderman soltando a un Demonio de tres pares de llamas un “Oh, lo siento, ahora no buscamos gente que traiga destrucción y muerte… Pero déjenos su currículum y le llamaremos”? Sobran palabras (¿o son risas?) Madre del amor hermoso… ¿os habéis fijado que le está lanzando un cartucho de lanzarredes en la sobaquera incandescente? Y ya sabemos que las redes y el fuego (pero ¡fuego de verdad!) no casan muy bien que digamos. Spiderman en plan chuzo y sin neuronas.

Luego la influencia Matrix para darle un rollo científico a su psicoanálisis:

 

vengadores_9_02.jpg

Habitación blanca con pantallitas de televisión o casillas de conciencia del Vigía con una Emma Frost muy locuaz enseñando frustraciones y represiones a tutiplén. Bendis hace un auténtico tour de force freudiano de psicoanálisis con la psique del pobre Vigía que te quedas con las piernas colgando… ¡ay!

Menos mal que el McNiven se acuerda del friki lovecraftiano (¡ese soy yo!) y me dibuja unos monstruos cojonudos en su concepto, pero fallidos en su realización: son demasiados elegantes en su trazo, estilizados, limpios. Con monstruos de pesadilla hay que utilizar el trazo más ambiguo, la brocha gorda y llenos de guarrerías.

 

vengadores_9_03.jpg

 

vengadores_9_04.jpg

Si queréis echar un vistazo a las reseñas fantásticas de este número por El critiquitas (un besote Lord_Pengallan) o la reseña-greguería del patanegra Ternín (¡qué arte tienes, capitán, oh mi capitán tierno)… Os lo aconsejo.

Sigo aquí, en el solitario Marte, con miedos psicológicos y monstruos de pasarela.

vengadores_9_05.jpg

El minino Fritz, mi alter ego Yorkshire josemaria@edlimitada.com

Published in: on septiembre 22, 2006 at 5:22 pm  Comments (6)  
Tags: , ,

Civil blog… íntimo y personal

Monstruo de la ira y la envidiaEstamos de vuelta otra vez con ese deje melancólico y tenaz de que nada ha cambiado, pero que ya no somos los mismos de antes. Ya no somos los vírgenes lectores de entonces y sí las putas consentidas y baratas. Ésta es la sensación que uno está teniendo en estas arenas rojas en donde ahora habito. Dimes y diretes, cuchillos y balas, pero también una tristeza infinita por el cómic (lo siento, soy un tipo que le gusta lo gótico y decadente, no en la forma de vestir, pero sí en el terreno del arte). Pero qué más da, cuando pasen las aguas procelosas de la inquina y la pasión, ¿qué nos quedará?

Dice Cioran que la lucidez se llega por grandes caídas del ser, que es más instructiva una paliza que un beso; que siglos de guerras, ajusticiamientos y envidias hacen del hombre lo más cercano a la pesadilla. Como diría don Vito Corleone, “no es nada personal, sólo es asunto de negocios” (contratos editoriales y amiguismos, dicen algunos…) Bueno y qué. Lo importante es que nos gusta el tebeo y con eso nos basta… ¿o no?

Casi todo el mundo lo sabía, que Álvaro es amigo de sus amigos, que los de Zona participan/trabajan/colaboran con editoriales, que Clemente es un ser proteico que hace apuntes marvelíes en las 24 páginas de todas las colecciones, etc. Entonces, ¿por qué tanta vileza en la gente?

Pedro, el Observador, es un valiente o un inconsciente, un rebelde o un ajusticiador, un idealista o un estúpido. Que el vulgo elija un bando, dicen, decimos… Pero, yo me pregunto: ¿por qué soy tan injusto? ¿por qué se deja uno arrastrar por la ignominia? Porque tenemos hambre. Y el hambre se deja querer con la envidia, con lo que no tenemos y que vemos en los demás y que son nuestros modelos… ¿o eran?

A continuación os pongo un parrafito de Mateo Alemán que nos va de perlas y que va dirigida al VULGO:

“No es nuevo para mí, aunque lo sea para ti, oh enemigo vulgo, los muchos malos amigos que tienes, lo poco que vales y sabes, cuán mordaz, envidioso y avariento eres; qué presto a difamar, qué tardo en honrar, qué cierto a los daños, qué incierto en los bienes, qué fácil de moverte, qué difícil en corregirte […] ¿Qué santidad no calumnias? ¿Qué inocencia no persigues? ¿Qué sencillez no condenas? ¿Qué justicia no confundes? ¿Qué verdad no profanas?”

Cada uno tiene sus convicciones y conciencias tranquilas:

Álvaro ha sido sincero.

Los de Zona han sido sinceros.

Pedro ha sido sincero.

Pero yo y el vulgo, no lo hemos sido.

Cada uno de los tres han tenido sus verdades particulares, pero con ello no se configura la VERDAD UNIVERSAL.

Exiliado aquí, en Marte, intentando alejarme de la gente, huído de La Torre de Babel en donde pecaba junto con el mundanal ruido, yo, Yorkshire, escondido como un cobarde lejos de mis semejantes.

El minino Fritz, mi alter egoYorkshire josemaria@edlimitada.com

Published in: on septiembre 21, 2006 at 8:54 pm  Comments (8)  
Tags: , , , , ,