Culpable de Esteban Hernández (Parte segunda)

Culpable es una historia de 40 páginas exenta de prolijidades y artificios. Esteban Hernández no se anda con los devaneos groseros y mostrencos de la pretenciosidad preciosista muy en boga por estos tiempos, sino que nos hallamos con una historia asombrosa y humilde, sonrojantemente magistral en su realización y muy trivial en su contenido. Como todos sabemos, lo importante es el CÓMO y nunca el qué, y el señor Esteban sabe hacer la artesanía del alfarero con su obra: moldear, pellizcar, retorcer y acariciar el barro de la viñeta dejando la hojarasca y los tópicos que entorpecen las creaciones juveniles en los aledaños del olvido.

Ya lo he dicho en alguna ocasión: de los temas o situaciones más triviales nacen las mejores historias, las historias que siempre recordamos con el corazón, si se me permite la contradicción.

publicidadculpable.jpg

Culpable es una obra que ha nacido para ser leída de golpe, con arrebatada vista y con la muesca de la sonrisa en la cara, como una hendidura de gusto en el rostro, como marca de fábrica. Es una historia amigable y cotidiana de seres como tú o como yo, muy de puertas para adentro, no sé si me explico… Como dije anteriormente, lo que le pasa a una persona, les pasa a todas, por eso, en nuestra azarosa, gris y tontona vida, vivimos con nosotros y hacia nosotros, por las entrañas de nuestra privacidad, vivimos con nuestras manías y minucias más particulares, y, finalmente, lo vivimos todo en el interior y desde los recovecos de nuestra casa.

Esta historia que comentamos es una comedia de manías y chapuzas, pero a fin de cuentas, comedia gráfica, un género subestimado por milongas más serias y trascendentales que pretenden sublimarse a costa de ponernos feos. Puede que en sus páginas no encontremos dibujos y encuadres monumentales en su ejecución, quizá no se hable de sexo ni se haga sexo, posiblemente no se explore el alma humana desde unas perspectivas psicologistas y antropológicas, pero Esteban Hernández va desmenuzando certezas y perpetraciones portátiles de un hombrecillo gris, paranoico, y no se le ocurre una mejor manera de provocarlo que haciendo uso de la omisión y el silencio de los demás: ante el estupor de una confesión terrible y aparentemente fantasiosa, los personajes le escuchan y miran, desde una posición inerte y pasota porque lo que se cuenta supera la vida real.

Claro, finalmente disipan su cordialidad engañosa y sus convencionalismos por vislumbres y verdades más íntimas, en un ejercicio pausado y sincero de secretos particulares.

Mañana seguimos, porque esto sólo es el principio…

Y lo dicho, si quieren ver las 6 primeras páginas del susodicho tebeo y comprarlo en una OFERTA EXCLUSIVA, pinchen AQUÍ.

yorkshire_nuevo.jpg Yorkshire enviame_un_email.gif

Anuncios
Published in: on febrero 26, 2007 at 9:47 pm  Comments (6)  
Tags: ,

The URI to TrackBack this entry is: https://enlasarenasdemarte.wordpress.com/2007/02/26/culpable-de-esteban-hernandez-parte-segunda/trackback/

RSS feed for comments on this post.

6 comentariosDeja un comentario

  1. A ver si me hago pronto con uno. Me alegra ver que surgen nuevos dibujantes en el mundillo editorial… Sangre fresca!

  2. Es curiosísimo, Luis, casi diría simetría cósmica… Ahora mismo estaba en tu blog, BlocBlog, guardando tus imágenes en mi disco duro para disfrutarlas a gusto.

    Dibujas y narras que te cagas, tío. El uso de la tinta china es pasmosa.

    A ver si te mando un e mail para proponerte algo… algo muy interesante. A ver qué opinas 🙂

  3. Pues mire usted lo que le digo, aunque había leído algun comentario sobre la obra en cuestión y no me había llamado demasiado la atención, me parece que le haré caso e intentaré agenciarme algún ejemplar (que además está a buen precio). Ya le contaré…

  4. Ya veo que lo tiene en su poder y bien leído y muchas, muchas gracias por el feed back, esa cadena de favores entre blogueros, ya me entiende usted 😉

  5. Me alegra que acentúes el álbum de comedia gráfica J María.
    Es bastante liberador hacer un personaje con neuras y que la gente que lee sus desdichas no asimile el tebeo como el trabajo de un neurótico. Estimo la pátina de sentido del humor que ha cojido el tebeo con el tiempo. Libera de todas las preocupaciones volcadas en el personaje… y mucho. Creo que, mas o menos, viene a decir que ni yo ni nadie estamos tan idos.
    Saludos.

  6. Insondables son los caminos del Señor… una pirueta de internet me ha llevado hasta aquí.
    Te felicito por tu blog. Da gusto (quiero decir envidia) ver que algunos tienen tiempo para disfrutar de sus aficiones y hacer algo con ellas. Es una página muy digna, y muy digno el intento de dignificar un mundillo superado por el frikismo y lo amateur. Un defecto de fondo nada más: a pesar de la seriedad, pecas de entusiasmo… Por ejemplo, hablar de prosa sublime de Bruce Jones es como mínimo exagerado. Tiene encanto, y es osado, y hasta ingenioso y certero, pero ¿sublime?
    De todos modos, el entusiasmo y la vehemencia son inherentes a ti.

    “[…] Sobre la Montaña revelada
    se derrumba un cementerio de caminos.”

    PD: si quieres contestar y/o escupir, puedes dirigirte a:
    juanalberto@indiciocreativo.es


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: