Un año inolvidable de cómics y otras cosas…

Hace prácticamente un año que Viaje a Bizancio Ediciones se puso a andar con pie firme, desde la austeridad de la independencia y el coraje de abrirse paso a sajadas limpias en el mundo editorial de esta España de moño y castañuelas. La lucha denodada y el terrible peso de la responsabilidad sobre los hombros de un hombre es mucha, pero las satisfacciones hacen superar todas las adversidades de trabajo y de sueño que se nos han puesto por el camino porque en esto hay algo más de labrarse una reputación, coronas, chapas o palmadas en la espalda: este es el sueño de toda una vida, la de hacer una empresa que dependa toda de ti, desde la nada y echarla a andar como un monstruo, tal profesor Frankenstein.

Por el camino, y nuestro arranque a contratiempo, como tempo de jazz, salieron de De cómo te conocí, te amé y te odié, de nuestro querido y bien amado Gaspar Naranjo y un recopilatorio de miedo y terror psicológico que es Desde el abismo. De Gaspar sólo tengo gratitud, favor y amistad; darle las gracias por todo, por estar ahí cuando le necesité, por su comprensión en los momentos fáciles y difíciles, y sobre todo, me quedo por su gran corazón y por ser mejor amigo.

¿Nadie ha reparado en el blog de Gaspar Naranjo?

Del recopilatorio de Desde el abismo, pues me lo llevo todo: una publicación sufrida y sentida de la que me siento realmente orgulloso, sin apenas experiencia, tablas y malaleche, nos salió un engendro que me llevaré en el recuerdo como el sueño hecho realidad. Fue toda una tesis doctoral de coordinación, profesionalidad y trabajo a destajo editorial. Me hice mayor de repente. Les doy las gracias a todos los autores y compañeros de trabajo que participaron en esta obra, a todos, sin excepción. Pero tengo que darle la más sinceras gracias y reverencias a cuatro personas que participaron en Desde el abismo: Rubén, Juan Gargallo, Max y Pere Joan. Al primero, insigne bloguero y mejor persona, por ser el consejero editorial, mi “secretario” y mi paciente almohada de lloros y alegrías durante este tiempo y que dure muchos años. Te quiero un montón, tío, porque eres como eres y hasta el infinito y más allá… A Juan por su gran profesionalidad y gracias por hacerme más joven y siempre estar en la palestra cuando te necesité… A Max, porque, siendo el puto amo del cómic del mundo mundial, se acercó a un desconocido y me dio su lado más humano y su trabajo más profesional: su cariño y su abrazo. De Pere, su sorpresa y su afabilidad, por dar una lección a los más jóvenes de cómo una puta leyenda de la historieta, de la crítica literaria, de la ilustración, de la filosofía de andar por casa, de la fotografía, y demás cosas que desconozco y me da más rubor decir que silenciar, se me acerca como amigo sin más y charlamos. Gracias, Pere, por la felicitación  “navideña” que me llegó ayer a mis aposentos editoriales.

Luego vino la marcha por el desierto del Sinaí, de la realidad de las tiendas y los salones, y que todo es bonito pero no… Ya saben a lo que me refiero.

Y estaban los blogueros de pro que apoyaron y se acercaron a nuestro reguero: unos curiosos y otros por petición personal mía. Gracias por tu apoyo Álvaro y tu compañía en momentos puntuales; a Werewolfie, a quien le debo mucho y más y, además, una entrevista eterna que tengo apuntada y que será entregada a primeros de año, ¡lo juro!; a mi amigo y manso Ternin, por esas llamadas y venidas a mi despachillo en plan comando: de verdad que te quiero un montón, más de lo que te crees, aunque muchas veces no tenga tiempo de llamarte -me alegro por lo buen padre que eres y porque estés vendiendo la mierda marveliana de los cojones..-; a la gente de Trazos en el bloc, por esas referencias cruzadas y que por falta de tiempo y por falta de nombres, no he podido contestarles; a la gente de Entrecómics por su labor de difusión y a Toni Boix por esas llamadas intempestivas que soportó y aguantó. Gracias por todos y por los que se me olvidan pero que estuvieron ahí: Fer de MisComics, a Etrigan de El Cuarto Mundo, a el critiquitas y su constancia; a Octavio Beares, el fenecido señor Punch, que le tengo una minientrevista en ciernes; al que se despidió y nos dejó el corazón encogido, a Sergio el frutero: un abrazo y nos veremos por Barcelona; etc. Siento mucho los que se me olvidan en el tintero.

Y luego vinieron las demás publicaciones. Gracias a Alberto Vázquez por entregarme en bandeja de plata Alter ego, una obra que andaba buscando desde que era lector y que por aras del destino y el tesón, he terminado publicándola para leerla. Con Alter ego he conseguido mi publicación más enriquecedora como “editor total”, por todo lo que ha sido, como fue y por lo que está haciendo como obra de arte: bueno, bonito y barato. Gracias Alberto.  Y después viene el sacrosanto, el mito y la leyenda, el poderse morir ya, el haber realizado un trabajo de época: el Álbum de Historietas Sevillanas de Andrés Martínez de León.

Albúm de Historietas Sevillanas es un antes y un después, señores. Gracias a Paco Cerrejón por todo el apoyo, la gran lucha y el partirse la cara con todo el mundo, gracias por toda la coordinación y el abrirme puertas en donde sólo estaba lo insondable y la burocracia, y gracias, sobre todo, por confiar en mí. Siempre te estaré agradecido. Señores, gracias a Veleta, a esa organización de Despeñaperros para abajo que ha luchado a destajo por mí y mi trabajo y no se me caen los anillos de nombrarlos y amarlos: gracias Alejandro, amores a Amalia, reverencias a Antonio, mamadas a Carlos Flores o Carlitos, ¡cojones! Y por supuesto, gracias, pero gracias a Alberto Marina, él sabe por qué, que en silencio ha estado siempre ahí y está acechando para sacar lo mejor de la cultura andaluza. Y también al omnipresente, al testaferro y al de humilde cara y ojos tristes, a Antonio Martín por darme su buen hacer y ofrecerse, como siempre. ¡Qué grande eres, don Antonio! Y finalmente, a los herederos de Martínez de León, por todo, por todo, por todo mundial, mare mía santísima, que se me escapa esa lagrimita y que ese encuentro en Expocómic fue ver a Martínez de León darme un abrazo. ¡Dios mío de mi arma y de mi corasón, lo má bonito der mundo lo que pasó por la capitá! De verdad, gracias por la gran generosidad.

Y para terminar y como colofón, gracias a Fco. Javier Pérez, el coordinador de Factory Clatter y por saber engañarme a tiempo y sacar su libro Antifuente y montarnos en la aventura de la publicación de libros de Literatura de Ciencia Ficción y Terror. Dios, qué bonito con lo feo que eres y gracias por todo el apoyo, tu fe ciega, tu honradez, tu profesionalidad, tu bien hacer y mayor compostura, pero me quedo por lo gran amigo que eres y lo trabajador y lo buen corazón que palpita en tu pecho de vodka con gasolina.

Blog de Fco. Javier Pérez

Gracias a Javier Esteban, por lo inocente y su talento literario, por lo que nos queda por descubrir y por lo buena persona que eres. Aquí tienen a un literato olvidado y defenestrado por editoriales porque es tan bueno y con tal calidad literaria que no cabe en un mercado tan obtuso: señores, porque hace microrrelatos de cienciaficción.

Gracias a Ernesto Rodríguez, por ser grande entre los grandes de su promoción perdida en no sé qué mundo y ser un “nacional”; a Sergio Parra, a un nuevo amigo que se ha embarcado un una noble causa y que ciego me emocinó ayer por la tarde y que tenemos un camino por andar y por descubrir; a Ana Galvañ, a Oriol Roca, ellos saben por qué. Y también a Pejac, Javier Aranda y demás autores que se me quedan por el camino.

No puedo dejar de lado a ciertas personas que están por ahí y que siempre han oído mis palabras: Fernando Vicente (gracias por acordarte siempre de mí y más, en estas navidades: recibí tu felicitación); a Joseba Basalo, porque es el editor más profesional del cómic español; a Jordi Bayarri porque siempre me estás demostrando cosas (un saludo a tu esposa que sufre, padece y disfruta en la trastienda), a Jesús Huguet por lo que es y lo que vendrá; y gracias a toda la troupe al completo de Aleta Ediciones que me acogieron en la soledad más absoluta cuando más lo necesitaba. Os quiero mucho.

Disculpar a todos los que se me olvidáis, pero una va cansado y con muchas letras escritas y se olvida, se va olvidando momentos, caras y fechas.

Y señores, mañana, más, o pasado, que mañana en día 1 de enero de 2009… La Hostia…

Y a ustedes, los lectores, a los que nunca se les escucha: muchas gracias por estar ahí y apoyar esta empresa. No decaigáis, que habrá más…

PD: Ah, gracias a Ágreda por conocerte tan tarde y ser tan sencillo y afable; a Sebas Martín que siempre ha estado ahí y siempre con calidez y buenas palabras (tenemos algo pendiente); a Manuel Barrero por conocerte a destiempo pero con buena letra; a Rafa Marín por lo bestia de su presencia y su llaneza en el trato; a Carlos Pacheco por acordarse de mí y hablar de vez en cuando y ser el puto amo de los superhéroes después de 15 años y seguir con ese nivel y NINGÚN RECONOCIMIENTO FUNDACIONAL (¡Manda güevos!)…

Posposdtada: especial mención a nuestro amigo Paco, nuesto mulo de carga y mejor amigo, el que está siempre a mi lado y entre las sombras.

Posposposdtada: ¡Hostias, se me olvidaba! Ernesto, gracias  también y enhorabuena por el año que ha pasado que nunca lo vas a olvidar, pues eres “nacional”, ya sabes. Y abrazo de padre al dúo ochentero de El Canibalibro por lo cojonudos que sois y hacerme pasar un rato desternillante en el Expocómic. No sé cómo se me habían olvidado…

elfélix, una entrevista sobre Plasma 3

Hace un tiempo no muy lejano, no conocía en absoluto a un autor que se (le) autodenominaba(n) elfélix y que andaba liado en el mundo fanzineroso, en ese trasmundo olvidadizo, en esa ínclita farfolla del cómic, como muchas veces digo. Yo, que soy de culo de mal asiento o vespertino y suspicaz en el tema “intelectual” del cómic, me acerqué a la tienda online El Garaje (una pérdida terrible que Susana y Martín hayan tenido que cerrar su cobacha fanzinera por mor pecuniario, cuando se había convertido en el hálito cultural e interracial del cómic independiente dentro y fuera de nuestras fronteras, ¡ay, una gran pérdida, señores) y me compré con los ojos cerrados un fanzinecillo no más grande que mi palma de mi mano. Ese fanzine fue Plasma 3 y la cosa salió por dos eurillos de nada y luego, con el tiempo, desembocó en el descubrimiento de uno de mis autores fetiche y que se me quiebran los huesos por publicarle y el tío NO me deja… por ahora. Pero el que la sigue la consigue. Ya veremos.

plasma_3.jpg

Luego llegó la lucidez, las babas y el flechazo a primera vista. Esa ristra de páginas apretujadas de animalillos, monstruos destripados y sanguinolentos, muerte y podredumbre, infancia e inocencia por doquier no exenta de casquería, socarronería y mucha malaleche, de verdad que me robó el corazón y tuve que contactar con el autor. Lo demás es historia y uno se lo queda en sus entretelas, y, de entre muchas cosas, salió la siguiente entrevista que a continuación os pongo…

1. Hola, Félix, ¿qué es Plasma 3, además de un desahogo del corazón?

elfélix: Plasma es una recopilación de mi tercer libro de bocetos. Por eso el número 3 en la portada. Tengo varios hechos, y siempre llevo uno encima. Dibujo compulsivamente: en el metro, en el tren, avión, de pie, esperando, tomado el café. y poco a poco los voy llenando con dibujos, notas, ideas…

2. Cuéntanos el proceso evolutivo de estos caprichos y cómo llegan a materializarse en publicación…

elfélix: Muchos de los dibujos salen solos, siquiera los pienso, otros son variaciones o intentos y aproximaciones de personajes que me vienen a la cabeza. Estos suelen ser los que menos me gustan. Prefiero los espontáneos. En cuanto a lo de la publicación, hablé con Alberto y ambos teníamos la idea en mente de hacer los mini fanzines de bocetos. Sacamos juntos su “Esquizoide” y mi “Plasma”.

esquizoide.jpg

3. ¿Por qué el título de Plasma?, ¿acaso es el organismo, esencia de vida de tu creatividad, o, simplemente juegas con la homofonía de Plasmar tus ideas o Plasma sanguíneo de tus entretelas?

elfélix: Claro. Lo puse intencionadamente. Dibujar es lo que me corre por las venas, y precisamente esos dibujos son lo que mejor lo explican.

4. Escucha esto, Félix: “Plasma es un producto de Nuevo Orden para la colección “FALSO ÍDOLO”. Son extractos del 3er libro de bocetos de Félix Díaz”… explícanos un poco lo del Nuevo Orden y lo de Falso Ídolo. La verdad que en más de una ocasión lo he leído o lo escuchado por ahí en gente de tu generación…

plasma_3_01.jpg

elfelix: Aquello fue algo que se nos ocurrió en su día a Alberto Vázquez, Dani García y a mí. Nos atraía mucho la parafernalia sectaria, el misticismo, sus iconos… Lo veíamos además muy adecuado para enmarcar el universo del “Fanzine Enfermo”. Entre nosotros nos llamábamos acólitos, y seguíamos la palabra de un líder misterioso que nos inducía a dibujar.

5. Hay autores pasionales y otros obsesivos, ¿en qué te catalogarías, después de dibujar y dibujar monstruos, taras físicas y psicológicas del ser, radiografiar los interiores de la naturaleza del monstruo, con sus venillas, vísceras globulares, ramificaciones nerviosas y órganos pulsátiles?

elfélix: Pues creo que soy más bien enfermizo y obsesivo. Lo pasional lo veo algo más desbordado, abierto, explosivo… Yo me cierro en mi mismo cuando dibujo, me hago casi un ovillo, pego la nariz al papel, y no paro de dibujar venitas, granitos, verrugas… Todo es minucioso, con detalles microscópicos. Eso no puede ser pasional, lo mío es pura obsesión.

plasma_3_02.jpg

6. En Plasma 3 hay mucho de tus monstruos interiores, de gritos que nacen de los recovecos del subconsciente… Creo, sinceramente, Félix, que no serías el artista de hoy sin haber hecho esta terapia creativa y profusidad de pecados en forma de garabatos…

elfelix: Intento no pensar cuando hago estas series de muñequitos, lo mínimo posible, tan sólo quiero que vayan saliendo uno detrás de otro, automáticamente. El subconsciente se encarga de operar y muchas referencias son obvias, aunque no lo haga a propósito. Sí es cierto que luego me paro a mirarlos y pienso (para mí mismo) que no estoy bien de la cabeza. Lo que más me gusta es hojear esos librillos cuando ha pasado el tiempo. Muchas veces me acuerdo del momento qne que los dibujé, dónde estaba y qué hacía…

7. La primera prueba de Plasma 3, iba con otra portada. Explícame ese cambio hasta la portada final…

plasma_3_03.jpg
(De esta portada sólo existen dos ejemplares y uno de ellos lo tengo yo, je je je je…)

elfélix: Pues esa primera portada no me gustaba nada. Fue un grave error, de esos que a veces ocurren. De hecho tenía todos los libritos impresos y grapados, y me fui con ellos a LINEA2 (donde nos han impreso los “Enfermos” desde el primer día) con una portada nueva en un cd. Los pobres me desgraparon esas portadas, imprimieron las nuevas, las cortaron y regraparon. Detalles como éste lo tienen en pocos sitios.

8. He estado indagando en librerías, tiendas especializadas, tiendas online, hemerotecas y en tiendas de antiguo en busca de los Plasma 1 y 2, pero, desgraciadamente, las pesquisas me han llevado a la mayor de mis frustraciones: no he hallado ninguna prueba de que existan tales ejemplares, aunque existe una leyenda urbana de que en EBay estuvieron a la venta ejemplares de estos números y que fueron pujadas por un magnate nipón anónimo a precios desorbitados. Aquí es donde ya se pierde la pista… ¿Qué nos puede decir de todo esto?, ¿es verdad que los originales y fotolitos se te fueron sustraídos de la imprenta, con alevosía y nocturnidad?

elfélix: Hahaha! Es lo que te comentaba. El “3” responde al número del librito que corresponde. Iba a continuar la saga, pero no lo vo a hacer. Ahora tengo otra cosa en mente con ellos para “Purebasure”, el nuevo sello que dirijo junto a Jorge Parras.

plasma_3_04.jpg

9. Félix, ¿para cuándo más cuadernillos de Plasma?

elfélix: Iba a continuar la saga, pero no lo voy a hacer. Ahora tengo otra cosa en mente con ellos para “Purebasure”, el nuevo sello que dirijo junto a Jorge Parras. Pero no te comento nada al respecto, prefiero que sea sorpresa!

10. Muchas gracias por ser tan amable y contestar a estas preguntas a destiempo, el fan te lo agradecerá…

elfélix: Gracias a ti por mostrar tanto interés por un cuadernito tan pequeñito.

plasma_3_05.jpg

Pues eso, acérquense al señor Félix Díaz con pasión y descaro, repulsión y miedo, cariño y sexo, que habrá para todos.