Los Nuevos Vengadores nº 9, B. M. Bendis y S. McNiven, Panini 2006

De nuevo tenemos aquí a un Bendis desatado pero… con rollo psicológico, más bien profundizando en la psique de los superhéroes y, por ende, en la de nosotros.

vengadores_9_portada.jpg

Continúa con la saga del Vigía y sus consecuencias. Supongo que consecuencias tiene que haber, porque si no, no me lo explico. Algún teorema de pi o algo profundísimo en el universo Marvel nos quiere meter Bendis para montar en varios números (¿3? ¿4?), en plan efectista y denso, la vía o guía del conocimiento del friki para descubrir la idea del ser superior ( ¿o acaso divino?) en el mundo real. Ecce Homo versus ecce Vigía.

En este número no falta la introducción de una conversación de los Illuminati muy caro al fan con un Mr. Fantástico muy lento de ¡¡neuronas!! y con un Tony Stark muy ¿centrado? y… “sobrio” en sus explicaciones (si tenéis el tebeo a mano, observar la postura hierática o de molde que tiene Mr. Extraño).

El número tiene su sustancia, en eso no tenemos que reprocharle nada al ínclito guionista, pero también tiene guiños a las pelis de serie B o Z por parte del dibujante, Steve McNiven:

 

vengadores_9_01.jpg

¿Qué hace Spiderman soltando a un Demonio de tres pares de llamas un “Oh, lo siento, ahora no buscamos gente que traiga destrucción y muerte… Pero déjenos su currículum y le llamaremos”? Sobran palabras (¿o son risas?) Madre del amor hermoso… ¿os habéis fijado que le está lanzando un cartucho de lanzarredes en la sobaquera incandescente? Y ya sabemos que las redes y el fuego (pero ¡fuego de verdad!) no casan muy bien que digamos. Spiderman en plan chuzo y sin neuronas.

Luego la influencia Matrix para darle un rollo científico a su psicoanálisis:

 

vengadores_9_02.jpg

Habitación blanca con pantallitas de televisión o casillas de conciencia del Vigía con una Emma Frost muy locuaz enseñando frustraciones y represiones a tutiplén. Bendis hace un auténtico tour de force freudiano de psicoanálisis con la psique del pobre Vigía que te quedas con las piernas colgando… ¡ay!

Menos mal que el McNiven se acuerda del friki lovecraftiano (¡ese soy yo!) y me dibuja unos monstruos cojonudos en su concepto, pero fallidos en su realización: son demasiados elegantes en su trazo, estilizados, limpios. Con monstruos de pesadilla hay que utilizar el trazo más ambiguo, la brocha gorda y llenos de guarrerías.

 

vengadores_9_03.jpg

 

vengadores_9_04.jpg

Si queréis echar un vistazo a las reseñas fantásticas de este número por El critiquitas (un besote Lord_Pengallan) o la reseña-greguería del patanegra Ternín (¡qué arte tienes, capitán, oh mi capitán tierno)… Os lo aconsejo.

Sigo aquí, en el solitario Marte, con miedos psicológicos y monstruos de pasarela.

vengadores_9_05.jpg

El minino Fritz, mi alter ego Yorkshire josemaria@edlimitada.com

Anuncios
Published in: on septiembre 22, 2006 at 5:22 pm  Comments (6)  
Tags: , ,