Hellboy 01: La primera aparición de Hellboy

La primera imagen pública del personaje de Hellboy creado por el artista Mike Mignola fue para una convencion en 1991.

hellboy_01.jpg

El concepto del personaje ya estaba aquí esbozado pero resultaba antipático. En rigor, parece más un demonio grosero y arisco, más convencional. Aquí ya aparecen los abalorios y amuletos mágicos, y el arma –una maza de pinchos- era un apéndice ajeno. El nombre “Hell Boy” está inscrito en el cinto de manera burda y gratuita, atributo que funciona mejor para un personaje más accesorio. Se puede inferir que Mignola todavía no tenía en mente a este personajillo para protagonizar una colección.

La segunda imagen pública del personaje fue cuando Mignola visualizó a Hellboy como un cómic de aventuras de grupo, pero todavía no estaban definidos los nombres de los demás miembros del equipo.

hellboy_02.jpg

Mignola opta por un Hellboy con cara de bonachón, un cuello de culturista profesional y el torso casi desnudo con adornos muy futuristas. Ya aparece “la mano del destino” y demás simbología de la Agencia de Investigación de lo Desconocido y lo Paranormal, la A.I.D.P (la mano empuñando una espada) e iconografía de lo gótico y tétrico en las calaveras. Abbe Sapien está muy acabado, sin embargo, los demás personajes siguen siendo anónimos.

En su tercera imagen pública, Hellboy aparece con su forma casi definitiva (falta la gabardina y la mano del destino es un poco pequeña todavía). Mignola concibió este dibujo como un póster promocional en 1993 para la primera miniserie del personaje, Semilla de Destrucción.

hellboy_03.jpg

Extraordinaria ilustración en donde quedan plasmados todos los motivos estéticos de la colección: arbol seco y raquítico, fantasmagórico; símbolo del tempus fugit en el lírico detalle del reloj de arena con alas y media luna que se suspende en lo alto de Hellboy (no olvidemos que el reloj de arena también simboliza la inversión de relaciones entre el mundo superior y el inferior); las rocas que semejan dólmenes malditos y milenarios; tentáculos que emergen en derredor del agua como monstruos del horror, que recuerdan a seres de pesadilla de H. P. Lovecraft.

Y después un esqueleto vestido de sacerdote, medio sumergido, que porta una espada como un ángel vengador de una escena del Libro de Apocalipsis (prefigura el no-muerto de Rasputín, la némesis de Hellboy en Semilla de Destrucción). Observamos que en el torso del traje sacerdotal queda al descubierto una estrella de cinco puntas —con una cruz nazi en el centro— que simboliza la fuerza del Universo en expansión, como también el microcosmos humano como transformación del pentagrama pitagórico. Se dice que cuando la estrella es de cinco puntas, considerada como mágica, se encuentra invertida (como es en esta ilustración), representa en magia negra al Infierno.

El último dibujo es el primer cartel promocional de Hellboy en 1993 y primera aparición con su famosa gabardina y con una mano del destino desproporcionada y totémica, como debe ser. El detalle del trébol en el hombro derecho es muy significativo: las formas treboladas pueden considerarse emblemas de la Trinidad. Bayley apunta que cualquier forma trebolada, es decir, tripartita, simboliza el conocimiento de la naturaleza divina como resultado del esfuerzo y el sacrificio.

hellboy_04.jpg

El criptograma que está dibujado detrás de Hellboy es de una simbología riquísima: los círculos simbolizan el punto extendido que participa de su perfección y por ello significan los efectos creados. También es el signo de la Unidad principal y del Cielo por el desarrollo de los movimientos cíclicos, como también, en la tradición judía y cristiana, expresión del soplo divino que no tiene ni principio ni fin. Debemos destacar, sin embargo, el empleo del círculo en los talismanes de diferentes épocas, pero sobre todo en los que proliferaron en Occidente durante la Edad Media. En el centro de los círculos está el Sello de Salomón, formado por dos triángulos entrelazados que crean una estrella de seis puntas y que se le considera como símbolo del macrocosmos. Contiene en primer lugar los cuatro elementos: fuego, agua, aire y tierra. El triángulo con la punta hacia arriba representa el fuego; el triángulo invertido, es el agua; el triángulo del fuego truncado por la base del triángulo del agua es el aire, y el triángulo del agua truncado por la base del triángulo del fuego es la tierra. La X dibujada en el centro del Sello de Salomón simboliza en el cristianismo el nombre de Jesús.

 

El minino Fritz, mi alter egoYorkshire josemaria@edlimitada.com

Anuncios
Published in: on noviembre 4, 2006 at 10:58 pm  Comments (9)  
Tags: ,